LEGISLACIÓN APPCC

 

El Reglamento de la CE número 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo 29 de Abril del 2004, relativo a la higiene de los productos alimentarios recoge la obligatoriedad de crear, aplicar y mantener unos procedimientos de autocontrol permanentes basados en el sistema APPCC. Éste reglamento deroga la directiva 93/43 y por tanto al RD 2207/95 aplicable hasta el 01/01/2006.
En el Capítulo II, artículo 3, de este reglamento, se establecen las obligaciones de los operadores de empresa alimentaria en materia de higiene.
En el artículo 5 se establece la obligación de los operadores de empresa alimentaria de crear, aplicar y mantener un procedimiento, o procedimientos permanentes basados en el sistema de análisis de peligros y puntos de control crítico y se enumeran los principios del sistema APPCC.

El Reglamento (CE) 178/2002 obliga a los operadores productores, transformadores y distribuidores a poner en práctica sistemas para asegurar la seguridad y trazabilidad de los alimentos.
• El Codex Alimentarius establece en los Requisitos Generales de Higiene de los Alimentos que uno de los objetivos más importantes en el proyecto y construcción de las instalaciones de una empresa alimentaria es “…la existencia de una protección eficaz contra el acceso y anidamiento de las plagas”. Para alcanzar dicha protección es importante que las medidas planteadas incluyan diferentes aspectos como: análisis de las plagas potenciales y existentes, procedimientos de control preventivos y correctivos y sistemas de monitorización.

BENEFICIOS

Además, el sistema APPCC, con independencia de su aplicación obligatoria, aporta a las empresas de alimentación los siguientes beneficios:

• Demuestra que nuestra empresa realiza el autocontrol de su actividad alimentaria.
• Se integra fácilmente en otros sistemas de gestión de la calidad, como la Norma ISO 9001:2008, Internacional Food Standard (IFS), British Retail Consortium (BRC).
• Disminución de los gastos de producción y optimización de la gestión de los recursos.
• Promueve la confianza de los consumidores habituales y los clientes potenciales.
• Aumenta la Calidad de los productos finales, asegurando la producción y comercialización de productos seguros.
• Es una herramienta preventiva, actúa antes de que aparezca el problema.
• Se centra en las actividades de control de las fases críticas del proceso productivo.
• Es flexible, ya que se adapta a toda la cadena alimentaria, desde el pequeño restaurante hasta la cadena de alimentación.
• Se adapta a cualquier cambio del proceso productivo.
• Es la evidencia escrita del cumplimiento de la legislación.

Comparte y Disfruta:
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
Tengo problemas con...