El APPCC, el Plan de Plagas y la Industria Alimentaria

Los sistemas A.R.I.C.P.C. – Análisis de Riesgos y Control de Puntos Críticos – y A.P.P.C.C. – Análisis de Puntos Críticos – son metodologías de autocontrol que provienen de la adaptación del sistema H.A.C.C.P. – Hazard Analysis and Critical Control Points – desarrollado por la N.A.S.A. en los años 60 para asegurar la calidad de los alimentos en el espacio exterior.

La aplicación de estos sistemas de autocontrol de la calidad se puede realizar en cualquier fase o nivel de una cadena productiva de cualquier tipo, aunque originalmente se diseñaron para el ámbito alimentario y poseen un lógico y marcado carácter preventivo.

 

Guía para el diseño y la implantación de un Sistema HACCP y sus prerrequisitos en las empresas alimentarias

De manera previa a su implantación, es necesaria la existencia de unos pre-requisitos, entre los que se encuentra el control de plagas. En este entorno, el sistema exige el diseño de un Plan de Control de Plagas – o Plan de Plagas – que contenga ciertos aspectos mínimos. Todo ello ya se definía en el Documento Técnico de Salud Pública nº 79, editado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

 

De forma a adaptarnos a las nuevas directrices emanadas de disposiciones comunitarias y normas del «Codex Alimentarius»,  la legislación española, ya en el Real Decreto 3484/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las normas de higiene para la elaboración, distribución y comercio de comidas preparadas, señaló en su artículo 3, punto 5 que “Para la lucha contra plagas, el responsable del establecimiento contratará o elaborará y aplicará un programa de desinsectación y desratización, basado en el análisis de peligros mencionado en el artículo 10 del presente Real Decreto.”

 

De forma más reciente, la Asociación Española para la Normalización – AENOR – ha publicado la Norma UNE 171210:2008 sobre “Buenas Prácticas en los Planes de Desinsectación, Desratización y Desinfección en ambientes interiores”, dónde se reitera, sin dirigirse a campos concretos de actividad, la necesidad de contemplar el control de plagas como una actividad continuada y re-evaluada en el tiempo – es decir, mediante un plan cronológico – y también con un importante carácter preventivo.

 

A la vista de lo anterior, queda clara la necesidad de entender el control de plagas urbanas, para cualquier ámbito de la actividad humana, no sólo como un proceso preventivo continuado en el tiempo sino que, además, debe dotársele de un seguimiento sistemático que permita adaptarlo a las necesidades y mejoras que surjan en cada momento.

 

Ya en el año 2.000, Profinal, S.A. desarrolló para sus Clientes de la industria alimentaria y farmaceútica, un Programa de Control de Vectores – o Plagas -, no sólo adaptado como pre-requisito a un sistema A.P.P.C.C. como exige el D.T.S. nº 79 arriba comentado, sino cuya implantación se realiza de forma idéntica a un sistema A.P.P.C.C.

 

Las ventajas de este desarrollo son varias para los clientes de la industria alimentaria y principalmente redundan en un ahorro de tiempo y de costes para el Cliente ya que, al tratarse de un proceso ya conocido por sus propios responsables de calidad, se consigue una inmediata comprensión y una rápida implantación en las instalaciones. También, otro beneficio adicional es que, siendo una metodología reconocida tanto a nivel nacional como internacional, ayuda y facilita la comprensión e incrementa la fiabilidad sobre los procedimientos seguidos para el control de plagas en las instalaciones por parte de los equipos auditores externos.

 

En Profinal hemos querido ir un paso más allá y, a través del Servicio C.A.P., el Programa de Control de Vectores incorpora los biocidas y las técnicas de control más modernas y personalizadas al cliente, incluyendo toda la documentación, registros y formularios resultantes del mismo, que se diseñan de acuerdo a sus necesidades internas de autocontrol (formato, codificación, etc.).

 

Nuestro siguiente paso consistirá en la digitalización todo el proceso documental de forma a gestionar de manera más eficiente y rápida todos los datos obtenidos y facilitar al Cliente un acceso inmediato a los mismos. Este es nuestro compromiso con los Clientes: esforzarnos cada día para ofrecerles un servicio mejor!

Comparte y Disfruta:
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn

Tags: ,

Deja un comentario