Cucarachas: un insecto difícil de controlar

Por todos es conocido los riesgos que para la salud (alergias, asma, dispersión de gérmenes y bacterias, etc.) están asociados a la existencia de cucarachas en sus casas, lugares de trabajo y ocio. A su vez, su presencia nos provoca rechazó y aversión al asociarla con lugares insalubres.

 

Sin embargo, no estamos tan familiarizados con las curiosidades de este insecto. A continuación, se recogen algunas de éstas, con el fin de entender como nos influyen, como se adaptan en el medio que habitan y la dificultad que en ocasiones presenta su control:

 

• Las cucarachas pasan un 75% de su tiempo escondidas en grietas y refugios (áreas de difícil acceso), huyen de la luz y salen de sus refugios principalmente para comer.
• Pueden vivir en condiciones extremas de temperatura. Desde los -18º C (durante 1 hora) hasta los 49º C (durante varias horas).
• Pueden sobrevivir hasta 1 semana sin su cabeza, debido a que su sistema circulatorio es abierto y a que respiran a través de pequeños orificios (espiráculos) alojados en cada uno de sus segmentos corporales. Por tanto no dependen de la cabeza para respirar. Su muerte se produce al no ingerir alimento y líquido.
• Tienen gran resistencia a sobrevivir sin comer o beber. En el caso de la cucaracha rubia, resiste hasta 30 días sin comer si tiene fuente de agua. Sin comida y sin bebida puede resistir cerca de 2 semanas.
• La cucaracha puede contener su respiración durante 40 minutos y sobrevivir estando sumergida en el agua durante 30 minutos.
• Su potencial reproductivo es excepcional. En el caso de la cucaracha rubia pueden producir hasta 8 cápsulas que contienen hasta 48 embriones durante su vida. Esto supone que en la teoría de 1 hembra puede generar hasta 20.000 individuos.
• Hay más de 3.500 especies de cucarachas distribuidas en todo el mundo, cubriendo prácticamente cualquier habitar, lo que nos muestra su indiscutible éxito en la naturaleza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *