Desinsectación para peluquerías y centros de estética

Los servicios de control de plagas en peluquerías, centros de belleza y estética son una necesidad reconocida por cuestiones básicas de higiene, sanidad y salud públicas, como en todo local comercial. De forma particular, la  “Ordenanza Reguladora de las Condiciones Higiénico Sanitarias y Técnicas de Peluquerías, Institutos de Belleza y otros Servicios de Estética” de febrero de 2.000 del Ayuntamiento de Madrid regula en su artículo 6.- “… se mantendrán en correcto estado de conservación y limpieza. Al menos una vez al año y siempre que sea necesario, se realizará desinsectación y desratización de los mismos, por empresa y con productos autorizados.”

 

A pesar de la antigüedad de esta Ordenanza, queda patente la necesidad de mantener un control de plagas a través de empresas profesionales debidamente autorizadas y con productos igualmente autorizados.

 

Las instalaciones de estos centros, además de los requisitos higiénicos antes comentados, presentan un conjunto de características que las hace especialmente atractivas y favorecedoras para las plagas.

De una parte, el ambiente cálido y húmedo que se genera debido a la abundancia de agua y al calor emitido por la maquinaria – son características ambientales que necesitan y buscan la mayoría de las plagas urbanas para vivir. Sólo les falta el alimento para cumplir el tercero de sus tres mínimos vitales.

De otra parte, la presencia de material orgánico – pelo, uñas, escamas de piel – sobre todo en peluquerías,  junto con la de otros atrayentes como los jabones y cremas, muchas veces buscados por las hormigas debido a determinados compuestos en su formulación, pueden completar la atracción  y satisfacer los requerimientos alimentarios de numerosas plagas urbanas.

 

Por último, el elevado número de conducciones en su estructura – enchufes, interruptores, puntos de luz, tomas de agua sanitaria caliente y fría, desagües, etc. – favorece el acceso y la proliferación de plagas de subsuelo, como las cucarachas negras, las cucarachas americanas y las ratas de alcantarilla.

 

Todo este conjunto de características hace necesario y obligado el control de plagas en peluquerías y centros de belleza y estética. Desde nuestro punto de vista, y estoy seguro que compartido con las autoridades sanitarias, este control no implica necesariamente el empleo de biocidas químicos – insecticidas y raticidas – para llevarse a cabo.

Mediante el Control Integrado de Plagas, el mantenimiento de desinsectación y desratización para peluquerías y centros de estética y belleza no debería incluir el uso de biocidas químicos en la mayoría de los casos, si es realizado por profesionales en control de plagas. Sólo sería necesario que un especialista en control de plagas llevase a cabo períodicamente una revisión de las condiciones estructurales, ambientales y de las prácticas incorrectas junto con una monitorización eficaz frente a las plagas urbanas más comunes. Y la desinsectación y desratización en peluquerías y centros de estética y belleza estaría realizada!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *