El Acaro Rojo: molestias en comunidades vecinos

El acaro rojo o araña roja, Tetranychus urticae, aparece con frecuencia durante la primavera y verano en diversas áreas de las comunidades de vecinos: playa de piscina, césped, soportales, etc.


Grupo de acaros rojos 2Este acaro es muy polífago y produce daños en las especies vegetales de las que se alimenta, donde pueden observarse decoloración y a veces abultamientos en las hojas a causa de las picaduras, presencia de hilos de seda que protegen a las colonias en el envés de las hojas y frutos con manchas oscuras. Además en las zonas comunes de las comunidades de propietarios se considera una plaga molesta al aparecer grandes cantidades de ejemplares en cortos periodos de tiempo (posee un ciclo de vida muy rápido que completa una generación en 10 días con temperaturas mayores de 30ºC y ambiente seco).

 

Su tamaño es muy pequeño, de entre 0,3-0,6 mm, con forma oval redondeada y de color rojizo-anaranjado que presenta 2 manchas laterales oscuras sobre el dorso del tórax. La proporción estándar entre hembras y machos es de 3:1 en una colonia tipo y aunque la reproducción es normalmente sexual, en determinadas ocasiones se puede reproducir partenogenéticamente.

 

Acaro rojoSus poblaciones “explotan” cuando se dan temperaturas cálidas unidas a ambientes secos. Los problemas se registran a finales de primavera, desde principios de junio hasta que llegan las lluvias de septiembre, momento en el que sus poblaciones comienzan a aumentar. En verano completa una generación en poco más de una semana, necesitando más tiempo cuando las temperaturas son menores. Pueden estar sucediéndose las generaciones ininterrumpidamente durante todo el año en zonas donde el invierno es suave (suele tener entre 6 y 8 generaciones), o bien invernar como adulto hasta la siguiente primavera en las regiones más frías (temperaturas inferiores a 12ºC).

 

Preventivamente se pueden realizar varias acciones que contribuyen a su minimización como son:

Eliminar las malas hierbas y áreas de vegetación no cuidadas.

Mantener las plantas en buen estado vegetativo (riego, nutrientes y luz).

Regar por aspersión.

Fertilizar evitando exceso de nitrógeno.

 

A su vez, con condiciones de alta humedad o temperaturas bajas se produce una gran mortalidad de larvas y se ralentiza su desarrollo, y las lluvias reducen notablemente las poblaciones.

El uso de productos químicos de control debe ser analizado profesionalmente. Antes de emplearlos es conveniente valorar su idoneidad debido a que se pueden eliminar los enemigos naturales y siempre dirigirlos a las especies afectadas o áreas donde la plaga está presente.

 

En las plantas, deben de tratarse los lugares donde se encuentra las arañas como son el envés de las hojas o frutos, mojándose bien ya que la tela tejida por estos ácaros les procura cierta protección. Se recomienda alternar tanto las sustancias acaricidas utilizadas como las formas de presentación de las mismas, debido a la capacidad de generar resistencias de esta plaga.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *