Eliminar plagas en hospitales y centros de salud

 

Hospital 1La existencia de plagas es inaceptable en cualquier instalación destinada a la asistencia sanitaria. Plagas como cucarachas, moscas, ratas y ratones son un riesgo en los hospitales y centros de salud al representar una amenaza por la diseminación de bacterias y la contaminación de las superficies, suministros médicos y equipos. Incluso la presencia de plagas que no trasmiten enfermedades hacen que los hospitales y centros de salud parezcan menos saludables para los pacientes, minando la reputación del centro como un lugar de salud y curación.

 

Los hospitales y centros de salud son lugares muy atractivos para las plagas. Pueden encontrar todo lo que necesitan: alimento, calor y refugio. Además constan de numerosas zonas de riesgo como las áreas de preparación de alimentos, áreas de almacenamiento de basura, contenedores, áreas de recepción, lavanderías, etc.

 

La entrada de alimentos es fuente común de posible acceso de cucarachas con la mercancía. Las áreas de almacenamiento de basura exteriores pueden ser criaderos de ratas y moscas. Los túneles por donde circulan las conducciones y cableados suelen ser puntos de intrusión de ratas y ratones, y las numerosas entradas de pacientes, personal y visitas permiten la llegada de insectos voladores al interior de la instalación.

A medida que aumenta el tamaño de una instalación, aumentan los factores de riesgo de plagas (más habitaciones con pacientes y visitas, cocinas más grandes con mayor consumo de comida, mayor número de aseos, etc.). Otro factor que incluye es la complejidad organizativa de los tomadores de decisiones, por ello el adecuado control obliga a una adecuada gestión que comprenda:

 

1. Comunicación y educación

hospital-habitacion

La educación y el entendimiento del personal del centro de los objetivos y las limitaciones de un programa de control son importantes para su eficacia. La mejor manera de prevenir un problema de plagas es entender cómo acceden las plagas, que riesgos provocan, donde

son más propensas de desarrollarse y cómo prevenirlas. Es por ello que las instalaciones sanitarias necesitan un fácil y eficaz sistema de comunicación que permite a cualquier miembro del personal avisar rápida y eficientemente del cualquier avistamiento.

 

2. Revisión y riesgos de entrada

Debe examinarse en profundidad la instalación buscando indicios de plagas y las deficiencias higiénicas y estructurales cuya subsanación se planificará con la gerencia. Ello evitará potenciales problemas en el futuro.

 

3. Medidas de Control sin empleo de biocidas

Requiere un enfoque que se basa principalmente en las medidas de control no químico que minimicen el uso de biocidas. Se implementará un programa de mantenimiento estructural e higiénico ligado al uso de sistemas de seguimiento y control centrados en el empleo de trampas de pegamento y sistemas de captura.

 

4. Adecuado uso de los biocidas

Cuando sea absolutamente necesario se realizan aplicaciones de eliminación y se pueden programar aplicaciones preventivas de seguimiento. Deben prevalecer las acciones de control puntuales dirigidas a las áreas conflictivas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *