LEGISLACION SOBRE LEGIONELLA

   Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la Legionelosis.

   UNE 100030:2005  INGuía para la prevención y control de la proliferación y diseminación de  legionela en instalaciones.

  Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, por la que se regula el procedimiento para la homolagación de los cursos de formación del personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones objeto del RD 909/2001, de 27 de junio.

   Guía técnica para la Prevención y Control de la Legionelosis en instalaciónes (Ministerio de Sanidad y Consumo).

 

                                                               REAL DECRETO 865/2003

    En el decreto se clasifican las instalaciones implicadas en  casos o brotes de la enfermedad en función de su probabilidad de proliferación  y dispersión.

      Señala que las instalaciones  que con mayor frecuencia se encuentran contaminadas con Legionella son los  sistemas de distribución de agua sanitaria, caliente y fría y los equipos de  enfriamiento de agua evaporativos, tales como las torres de refrigeración y los  condensadores evaporativos, tanto en centros sanitarios como en hoteles u otro  tipo de edificios.

 

       Artículo 2. Ámbito de aplicación.

    Las medidas se aplicarán a las instalaciones que utilicen  agua en su funcionamiento, produzcan aerosoles y se encuentren ubicadas en el  interior o exterior de edificios de uso colectivo, instalaciones industriales o  medios de transporte que puedan ser susceptibles de convertirse en focos para  la propagación de la  enfermedad, durante su funcionamiento, pruebas de servicio  o mantenimiento.

      A efectos de lo establecido en este Real Decreto las instalaciones se clasifican en:

2.1.-Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

a) Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
b) Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
c) Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad (spas, jakussis, etc.).
d) Centrales humificadoras industriales.

2.2.-Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

a) Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.

b) Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua, no incluidos en el apartado 2.1

c) Humectadores

d) Fuentes ornamentales

e) Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.

f) Sistemas de agua contra incendios.

g) Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre.

h) Otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

 

2.3.-Instalaciones de riesgo en terapia respiratoria

a) Equipos de terapia respiratoria.

b) Respiradores.

c) Nebulizadores.

d) Otros equipos médicos en contacto con las vías respiratorias

        Artículo 4. Responsabilidad de los titulares de las  instalaciones.

      Los titulares de las instalaciones descritas en el artículo 2  serán responsables del cumplimiento de lo dispuesto en este Real Decreto y de  que se lleven a cabo los programas de mantenimiento periódico, las mejoras  estructurales y funcionales de las instalaciones, así como del control de la  calidad microbiológica y físico-química del agua, con el fin de que no  representen un riesgo para la salud pública.

        Artículo 8. Programas de mantenimiento en las  instalaciones.

8.1.-  Para las instalaciones recogidas en el artículo 2.2.1 se elaborarán y aplicarán programas  de mantenimiento higiénico-sanitario adecuados a sus características, e  incluirán al menos los siguientes:

a)     Elaboración de un plano  señalizado de cada instalación que contemple todos sus componentes, que se actualizará  cada vez que se realice alguna modificación. Se recogerán en éste los puntos o  zonas críticas en donde se debe facilitar la toma de muestras del agua.

b)     Revisión y examen de  todas las partes de la instalación para asegurar su correcto funcionamiento,  estableciendo los puntos críticos, parámetros a medir y los procedimientos a  seguir, así como la periodicidad de cada actividad.

c)     Programa de tratamiento del agua, que asegure su calidad. Este programa incluirá productos, dosis y procedimientos, así como introducción de parámetros de control físicos, químicos y biológicos, los métodos de medición y la periodicidad de los análisis.

d)      Programa de limpieza y  desinfección de toda la instalación para asegurar que funciona en condiciones  de seguridad, estableciendo claramente los procedimientos, productos a utilizar  y dosis, precauciones a tener en cuenta, y la periodicidad de cada actividad.

e)    Existencia de un  registro de mantenimiento de cada instalación que recoja todas las incidencias,  actividades realizadas, resultados obtenidos y las fechas de paradas y puestas  en marcha técnicas de la instalación, incluyendo su motivo.

 

8.2.-  Para las instalaciones recogidas en el artículo 2.2.2 se elaborarán y aplicarán programas  de mantenimiento higiénico-sanitario adecuados a sus  características, e  incluirán: el esquema de funcionamiento hidráulico y la revisión de todas las  partes de la instalación para asegurar su correcto funcionamiento. Se aplicarán  programas de mantenimiento que incluirán como mínimo la limpieza y, si procede,  la desinfección de la instalación. Las tareas realizadas deberán consignarse en  el registro de mantenimiento.

      La periodicidad de la limpieza de estas instalaciones será  de, al menos, una vez al año, excepto en los sistemas de aguas contra incendios  que se deberá realizar al mismo tiempo que la prueba hidráulica y el sistema de  agua de consumo que se realizará según lo dispuesto en el anexo 3.

     Las condiciones específicas de mantenimiento, para los  sistemas de agua fría de consumo humano y caliente, las torres de refrigeración  y condensadores evaporativos y bañeras de hidromasaje, se recogen en los anexos 3, 4 y 5.