Moscas foridas – ¿qué hacer con ellas?

¿Cómo diferenciarlas?
La mayoría son de color negro o marrón opaco, pero algunas son de color amarillento y son muy pequeñas, de 0,4 a 3,5 milímetros. A veces se confunden con la mosca de la fruta, pero se distinguen en que las moscas foridas no tienen los ojos de color rojo.

 

La primera diferenciación con otras moscas pequeñas la encontramos en el tórax arqueado del adulto que les da una apariencia jorobada. Un rasgo distintivo único de las moscas adultas es la presencia de dos venas distintivas cerca del frente del ala, terminando aproximadamente a mitad de camino antes de la extremidad del ala.

 

Por último observar que su vuelo es característicamente corto y errático. Los adultos tienen un hábito peculiar de correr rápidamente a través de ventanas, pantallas de televisión, mesas y paredes permitiendo esta peculiaridad identificarlas a simple vista y diferenciarlas de otras moscas que cuando son molestadas inmediatamente vuelan.

 

¿Son peligrosas?
Las moscas foridas no muerden, sin embargo, debido a que viven y acceden desde las tuberías de alcantarillado con fugas, áreas con productos podridos o animales muertos, el riesgo de transmisión de enfermedades es importante, más aun si nos encontramos en hospitales y hogares de ancianos, donde hay casos documentados en los que sus larvas se han alimentado de carne necrótica asociada con heridas de los pacientes.
También no hay que descartar las molestias que ocasionan en el interior de las instalaciones.

 

¿Por qué aparecen tantos ejemplares de repente?
Su ciclo de vida es breve pudiendo completarlo en 14 días, generando explosiones de moscas en cortos períodos de tiempo. La hembra puede poner hasta 750 huevos en su curso de la vida y alrededor de 40 huevos en un período de 12 horas, colocando estos en agua estancada, materiales en descomposición, heces y animales muertos. Los huevos eclosionan en 24 horas.

  

¿Qué medidas preventivas se pueden realizar?

• Localizar el sustrato donde se pueden criar y si es posible eliminarlo.
• Limpiar regularmente los desagües de la instalación.
• Mantener las puertas exteriores cerradas, especialmente en las puertas que conducen a áreas de preparación de alimentos.
• Mantener los contenedores de basura lejos de los accesos al edificio y con sus tapas cerrados.
• Establecer un programa de limpieza de los contenedores de basura y áreas de basura.

 

Solución Profesional
Debido a la naturaleza de la mosca forida, el tratamiento puede ser una de las partes más difíciles del proceso. Un profesional de la gestión de plagas abordará las infestaciones siguiendo los 5 pasos básicos de identificación, revisión, señalar las acciones de saneamiento, control mecánico/exclusión y aplicación de insecticida si es necesario.

La clave para controlar las infestaciones de mosca forida es localizar y eliminar sus fuentes de cría. ¿Es un drenaje obstruido o un tubo roto? ¿Es una línea de alcantarillado obstruida o una línea de alcantarillado rota? ¿Es la acumulación de agua o alimentos en descomposición en áreas de difícil acceso bajo el mobiliario?

 

La aplicación de productos químicos en la tubería rara vez funcionará. La mejor solución a este problema es primero limpiar físicamente los desagües y quitar la mayor cantidad de material orgánico posible. Es necesaria la revisión visual y retirada de agua estancada y materiales en descomposición. La aplicación ambiental consigue una reducción de la población y un alivio temporal, pero es necesaria la ejecución de las acciones anteriormente descritas para obtener resultados satisfactorios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *