Mosquito tigre y Avispa asiática: insectos invasores

El mosquito tigre junto a la avispa asiática encabezan el grupo de nuevos insectos que están teniendo gran repercusión en los medios de comunicación y en nuestras vidas debido a su gran adaptación y expansión dentro del territorio nacional.

 

El cambio climático está influyendo en su dispersión. Cada vez se están registrando temperaturas más altas, provocando que estos insectos lleguen a zonas donde antes no podían vivir. Así por ejemplo, el mosquito tigre podrá llegar al centro de la península aunque tenga que atravesar áreas menos húmedas y más frías.

 

Se sospecha que el Mosquito Tigre, Aedes albopictus, desembarcó en Europa gracias al transporte de mercancías y en España, en apenas una década ha colonizado gran parte de la costa mediterránea peninsular, desde Barcelona hasta Málaga.

 

Mosquito tigreCada nueva generación de individuos se adapta mejor al medio y esto está favoreciendo su dispersión. A ello sumamos que cuanto más alta sea la temperatura más se acorta el ciclo desde la puesta del huevo, a la larva hasta el adulto, y así cada vez hay un mayor número de mosquitos. Resaltar que el verano pasado el moquito tigre transmitió por primera vez la fiebre chikungunya a un hombre en Gandía (Valencia).

 

Para su control es fundamental la colaboración de los ciudadanos, vigilando que en sus casas no exista agua estancada en macetas, fosas sépticas, motores de piscina, charcos en el césped por el riego, etc., debido a que el mosquito emplea estas zonas para reproducirse.

 

El otro insecto involucrado es la Avispa Asiática, Vespa velutina, que entró desde el suroeste de Francia en 2014 en un contenedor de cerámica importada desde China que contenía hembras fecundadas. Durante este tiempo se ha extendido por el País Vasco, parte de la cornisa Cantábrica, Galicia y parte de Portugal y si bien al principio se encontraban los nidos en el litoral, progresivamente ha ido colonizando gran parte del interior de Vizcaya y Álava.

 

Avispa AsiaticaEstas avispas presentan una gran voracidad devorando a las abejas lo que tiene en jaque a los apicultores al estar acabando con las colmenas. Las avispas no transmiten enfermedades, pero aguardan delante de las colmenas y las abejas o bien no se atreven a salir o las que lo hacen son capturadas en vuelo e ingeridas.

 

En cuanto al riesgo para las personas, indicar que son más molestas que peligrosas y el problema que presentan es el de exponerse a una picadura común como la de cualquier otra avispa ya presente en la península.

 

Su eliminación entraña gran dificultad debido a su gran capacidad de adaptación que está permitiendo la colonización de nuevas áreas con gran facilidad. Su erradicación sólo es efectiva si se consigue destruir los nidos y poner trampas para atrapar a las reinas en primavera.

Comparte y Disfruta:
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn

Tags: , , , , ,

Deja un comentario