Picudo rojo y endoterapia

El picudo rojo, Rhynchophorus ferrugineus, es un coleóptero originario del sudeste asiático perteneciente a la familia de los curculiónidos, que se está extendiendo por las áreas de clima templado de todo el mundo a través del comercio de palmeras.

 

En la península se detectó por primera vez en el año 1995, concretamente en las provincias de Granada y Málaga. En 2004 fue encontrado en la Comunidad Valenciana, siendo en 2005 cuando se produjo una fuerte expansión, hallándose en las tres provincias valencianas y por primera vez en Catalunya y Canarias. La palmera canaria, Phoenix canariensis, es la especie más atacada.

 

Picudo 6El picudo rojo mide 2-5 cm, es de color marrón rojizo y presenta un largo pico muy característico. Macho y hembra se distinguen por una pequeña cresta de pelos que tiene el macho sobre el pico.

 

Vive y se alimenta en el interior de la palmera, dificultando la detección de su presencia. Posee una gran capacidad reproductiva, con un ciclo de vida de tan solo 3 a 4 meses y con la capacidad de producir un mínimo de 3 generaciones anuales que pueden convivir unas con otras, al mismo tiempo en la palmera.

 

             FASE

HUEVO

LARVA

PUPA

ADULTO

 Días de duración

3-4

Hasta 45

15-20

45-90

 

El adulto provoca los daños más visibles en las palmeras al alimentarse de los extremos de las hojas jóvenes del cogollo, pero son las larvas la que verdaderamente pueden matar a la palmera por las galerías que perforan y que si afectan a la yema apical de la palmera provoca su muerte.

 

El adulto abandona la palmera y se dispersa volando cuando ésta no puede acoger a la próxima generación o no queda material vegetal interno para alimentarse. Es atraído por las kairomonas (sustancias que se desprenden de las palmeras) como resultado de heridas realizadas por golpes o podas sin tratar.

 

Sintomatología

Picudo-Daño 4Es muy difícil detectar la presencia de la plaga en sus ataques iniciales. Los síntomas suelen observarse a los 12 meses de la infestación, advirtiéndose asimetría de la corona de la palmera, decaimiento de las hojas y debilitamiento del centro de la corona. También de observa que las hojas se arrancan fácilmente y en su inserción de detectan galerías escavadas y presencia de capullos.

Control mediante endoterapia

Mediante el empleo de la endoterapia se consigue que la palmera reciba la dosis necesaria de insecticida fitosanitario para que su efecto alcance a las larvas situadas más profundamente.

 

Las aplicaciones se realizan durante el periodo de puesta (desde abril a finales de octubre), siendo conveniente la ejecución de 2 tratamientos, uno en primavera (mayo-junio) y otro en otoño (septiembre-octubre), consiguiendo de esta forma que la palmera quede inmunizada frente a nuevos ataques.

Es imprescindible para la endoterapia contratar a profesionales conocedores de la técnica y de la plaga que decidirán si pueden aplicarse las inyecciones y en qué condiciones.

 

Picudo-larvaA priori, la aplicación del insecticida se realiza mediante inyecciones en el tronco a baja presión o con cánulas reutilizables. Para ello se realizan taladros a una distancia de 1,5-2,0 metros de la balona (donde se une el tronco y las palmas). El taladro se realiza inclinado hacia abajo (permitiendo al insecticida distribuirse por gravedad) con una broca de metal de 6 a 6,5 mm de diámetro y entre 350 a 500 mm de longitud para que alcance el centro de la palmera donde se encuentran los vasos vasculares más activos. Hay que tener en cuenta que las perforaciones se realizan a diferente altura unas de las otras, distribuidas homogéneamente alrededor del contorno.

 

El número de inyecciones dependerá del diámetro del tronco, pero como norma general se separan unos 25 cm, y variando ligeramente la altura de cada orificio para no afectar al sistema vascular.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *