Plagas en hoteles

Los hoteles son lugares expuestos a una gran variedad de plagas, suscitado por el continuo tránsito de personas y mercancía.

La correcta estrategia de control de plagas en un hotel debe considerar la prevención, monitoreo y llegado el caso la eliminación. Todo ello con la obligada discreción en cada trabajo y el alto nivel de exigencia para salvaguardar la imagen del establecimiento.

Dentro de las plagas en auge que más en riesgo ponen la reputación de un hotel se encuentra la chinche de la cama, debido a la dificultad que supone el alojamiento de un sólo cliente del hotel que porte chinches en su equipaje, además de introducirlas en su habitación, dejará rastros de contaminación en otros muchos puntos del hotel: desde los asientos y en el maletero del vehículo de cortesía del hotel que lo recogió del aeropuerto o de la estación hasta en los asientos del comedor o del vestíbulo del hotel y desde luego en las habitaciones colindantes a la del huésped afectado, iniciando así una espiral de distribución que requiere de un auténtico profesional en control de plagas para gestionarla y controlarla de manera eficaz.

La repercusión económica que tiene el avistamiento de plagas en un hotel es muy elevada y difícil de cuantificar con exactitud. A la reclamación del huésped, con posibles consecuencias en forma de sanción sanitaria y a los gastos directamente derivados del suceso – cambio de habitación, invitación de cortesía, toma de medidas correctivas sobre la plaga, etc. – , se deben incorporar los daños a la imagen y a la fidelización de la clientela que pueden resultar dramáticos. Y es que un cliente que ha sufrido la experiencia de una cucaracha, una chinche o un roedor en un hotel, olvida de forma inmediata otros aspectos de la atención recibida que hicieron agradable su estancia hasta entonces; este cliente no hace balance, sino que se queda sólo con la mala y desafortunada experiencia. Y no sólo no volverá al hotel, sino que lo contará y lo divulgará, en la actualidad con una capacidad asombrosa a través de las redes sociales, causando un deterioro en la imagen y en la reputación del establecimiento por un valor difícil de calcular.

Para evitar este riesgo es preciso que el establecimiento disponga de un proveedor de servicios de control de plagas que establezca un programa de control basado principalmente en la prevención y que cubra de manera eficiente la complejidad del servicio en este tipo de establecimientos y a su vez proteja adecuadamente la imagen y la reputación del establecimiento hotelero.

1 comentario
  1. Beatriz Reyes
    Beatriz Reyes Dice:

    Hola, he venido con mi.pareja a pasar unos 15 días de vacaciones, a un apartamento
    .y el 1 día, trajo un insecticida.. Fumigado cocina y baño..al rato.salieron del hueco de la cocina, 8 cucarachas rubias.ayer 1 y hoy 2 enormes rubias…estoy destrozada..pq, es evidente, que hay una plaga y nidos..!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *