Plagas y enfermedades de las Plantas

Muchos factores intervienen sobre  la salud de una planta: las características nutritivas del suelo, las necesidades hídricas y alimentarias de la planta, factores ambientales como la luz, la temperatura y la humedad. De forma añadida otros factores como las lesiones mecánicas o químicas influyen en el estado vegetativo de la planta y facilitan la aparición posterior de plagas o de enfermedades. Presentamos una descripción sólo de las más comunes junto con las especies vegetales más sensibles a ellas.

 

 

     Hongos: Oídio

Descripción

Enfermedad que aparece como un revestimiento blanquecino de esporas de hongos sobre las hojas, los renuevos, las yemas y, ocasionalmente sobre las flores. Es más grave en plantas con sequedad en raíces, por tanto, las especies trepadoras son muy susceptibles debido a que el suelo se puede secar por completo. Los hongos invernan en forma de eflorescencias afieltradas de color gris sobre los brotes, especialmente en las espinas y alrededor de ellas.

En primavera comienzan a aparecer manchas circulares pulverulentas blanquecinas. Si la enfermedad progresa, las manchas se unen y las partes atacadas se deforman y pueden adquirir un color pardo, secarse y caer. El ataque continua hasta que la sequedad ambiental lo hace detenerse y se reanuda cuando las condiciones de humedad son favorables.

Huéspedes habituales

En evónimos (Eounymus sp.), rosales (Rosa sp.), robles (Quercus sp.), plátanos (Platanus sp.), Árbol de Júpiter (Lagerstroemia indica), y dalia (Dalia sp.).

 

 

 

     Hongos: Fumagina

Descripción

Se produce por diversos hongos de determinación no específica, generalmente del género Fumago. El micelio del hongo recubre las hojas y todos los órganos aéreos, incluso los frutos, de una costra negruzca o polvo como hollín, con apariencia de haber sido ahumados. Si procedemos a limpiar las partes atacadas de la película que las cubre, aparece debajo el color natural de las hojas y frutos, lo que demuestra que es un hongo externo.

Son casi siempre consecuencia de los ataques de algunas cochinillas que excretan melaza, en cuya sustancia pegajosa encuentra el hongo el medio apropiado para su propagación. El polvo negruzco impide las normales funciones vegetativas de la planta, que se debilita, si bien los daños causados no son de gravedad por sí solos, aunque el aspecto del árbol es deplorable.

Huéspedes habituales

Normalmente en cedros, adelfas…

 

 

     Pulgón

Descripción

Son áfidos que se alimentan succionando los jugos de las plantas. Tienen aparato bucal picador-chupador y en su proceso de alimentación emiten melaza, por lo que suelen verse a su alrededor hormigas que la aprovechan. Debilitan a las plantas y producen daños estéticos al enrollar y deformar hojas, tallos tiernos y flores. Pueden ser vectores de enfermedades de origen virótico al poder transferir virus de unas plantas a otras. Prefieren los tejidos tiernos (yemas, hojas, brotes, capullos…) y suelen ser gregarios. Tienen varias generaciones al año, comenzando la invasión en primavera, cuando las masas de hembras sin alas recubren la planta e indefinidamente se reproducen por partenogénesis. Aparecen hembras aladas que emigran a varias plantas huésped anexas extendiendo así el problema. En el otoño se engendran individuos sexuados que depositan huevos de invierno, de éstos,  hacia el mes de marzo, proceden las hembras fundadoras repitiéndose el ciclo.

Huéspedes habituales

Un amplio espectro de especies vegetales, en partes tiernas de adelfas, rosales, frutales….

 

 

     Cochinillas

Descripción

Insecto de la familia Coccidae, caracterizado porque las hembras se fijan sobre las plantas clavando su pico, permaneciendo inmóviles y alimentándose de los jugos de éstas. Se asemejan a pequeñas verrugas, escamas o sacos de color blanco, repletos de huevos. La absorción realizada por los insectos, a veces en grandísimo número, de la savia del vegetal, se traduce en una depresión paulatina de su vitalidad. La zona atacada por el insecto, si es sobre las hojas, se decolora y da al árbol un aspecto clorótico, llegando a perder la hoja total o parcialmente.

Huéspedes habituales

Son muy polífagas. Con frecuencia las encontramos en frutales, pinos, cedros, olivos, viñedos y plantas ornamentales (rosal, laurel, evónimo…).

 

 

      Oruga Procesionaria del Pino

Descripción

Los adultos son mariposas de color blanco grisáceo y miden de 3 a 4 centímetros de longitud. En las alas anteriores destacan más oscuras, dos bandas, siendo las alas posteriores blancas. El tórax  está cubierto de pelos grisáceos. La hembra realiza la puesta sobre las acículas (hojas) del pino. Pone los huevos (de 120 a 300) entre las dos vainas y las cubre con escamas de la extremidad de su abdomen, dándole el aspecto de un canuto de color amarillento. En su interior, las orugas pasan por 5 estadios (realiza cuatro mudas) antes de formar la crisálida. En el segundo estadio, la oruga presenta dorsalmente unos pelos amarillo-anaranjados entre los cuales destacan unas manchas de color negro (son los futuros receptáculos de los diminutos pelos urticantes). La crisálida es ovoide, de color castaño rojizo, de 20 milímetros de longitud. La crea la oruga al enterrarse (es un capullo sedoso blanco-ocráceo). Los daños producidos son dos: por un lado se produce una defoliación del árbol y, de otro, produce molestas urticarias.

Huéspedes habituales

Pinos, cedros y otras coníferas.

 

Galeruca-Elm leaf beetle

       

    Galeruca del olmo

Descripción

Es un coleóptero que se alimenta tanto en estado larvario como adulto de las hojas de olmo. El adulto es de color verde amarillento con bandas negras longitudinales en los élitros. Las hembras depositan los huevos en el envés de las hojas en grupos de 10 a 30 en filas pareadas. La larva recién eclosionada es negra, cambiando a color a verde-amarillento conforme se va alimentando.

Los adultos hibernan en las grietas de la corteza del tronco, entre hojarasca seca del suelo o en refugios alcanzados en los edificios. En primavera vuelan hacia la copa recién brotada, se alimentan de sus hojas y realizan la puesta entre mayo y junio. Tras su eclosión las primeras larvas aparecen sobre junio a julio y están varias semanas alimentándose de las hojas hasta alcanzar su estado de madurez sobre la segunda mitad de julio. En este momento descienden por el tronco para realizar la pupa. Pasados unos diez días, emerge un nuevo adulto que volando alcanza de nuevo la copa y comienza así el ciclo de la segunda generación.

Huéspedes habituales

Es específica del olmo, la larva y el adulto devoran el parénquima de la hoja dejándola desprovista de tejido tierno, confiriéndole un aspecto agujereado.

 

Testimoniales y Referencias

Administradores y Gestores de Inmuebles

Los años de experiencia son prueba de SOLIDEZ y de SERIEDAD en el cumplimiento de nuestros compromisos con los clientes como… Saber más Colaboramos con la administración de la comunidad para resolver el problema de las plagas de la manera más rápida…Saber más
Tengo problemas con...