Plan de Plagas para restaurantes y empresas: alto beneficio a bajo coste

Los servicios de mantenimiento en control de plagas para un restaurante o para cualquier otro negocio o empresa, no pueden considerarse sino como una inversión en el mantenimiento de estructuras, en la conservación de bienes y materiales, en la fidelización de los clientes e, incluso, en la satisfacción laboral del personal empleado.

 

Las ganancias y el ahorro que proporciona, al margen de la tranquilidad, del bienestar y de la mejoría en sanidad ambiental o del cumplimiento de la legislación sanitaria que reporta, son muy superiores al coste que representa. No obstante y aunque figure además entre una de las partidas de gasto más bajas que un restaurante o empresa puedan tener, no se le da la importancia que realmente tiene, ni se aprecia el valor añadido que silenciosamente aporta al negocio.

 

Tan sólo una mosca en un comercio de lujo, no ya una cucaracha o incluso un roedor entre sus artículos o muestras, es capaz de deteriorar en un segundo la confianza y la imagen alcanzada y consolidada con mucho esfuerzo durante años y hace perder clientes en el acto y en el futuro.

 

En el caso de una industria alimentaria o procesadora de alimentos, los daños de imagen y económicos que puede ocasionar el encuentro de un insecto en sus productos pueden ser incalculables.

 

A modo de ejemplo, basta con imaginar cómo reaccionaríamos nosotros mismos ante el encuentro con una cucaracha en nuestro restaurante habitual: ¿volveríamos a ir? Y caso afirmativo, ¿cuánto tardaríamos en regresar?

 

Mirando el otro lado de la moneda: ¿cuánto le cuesta ésta situación al gerente del restaurante? Haciendo un calculo aproximado con un menú de 12 euros, la cifra de partida rondaría los 1.000 euros perdidos de forma directa. A saber:

 

– Invitación a la mesa de 4 personas que “encuentran” la cucaracha:  4 x 12 = 48, 00€

– 4 personas que no vuelven en tres meses y comían 1 vez por semana: 4x3x4x12= 576,00€

– Daños “colaterales” (otros comensales que lo han visto y no volverán en breve, más los comentarios posteriores al volver al trabajo de los afectados): 30×12=360,00€

 

TOTAL DEJADO DE INGRESAR: 48+576+360= 984,00€

 

Se debería sumar a esta cifra, las pérdidas en propinas a los camareros y los daños a la motivación laboral por la vergüenza sufrida. También, deberíamos contar con la posibilidad de denuncia o reclamación ante la Defensa del Consumidor, que puede ejercer cualquiera de los afectados contra el establecimiento, y los riesgos de denuncia por intoxicación alimentaria que se pudieran derivar.

 

Todo esto, un autentico quebradero de cabeza para el gerente de un restaurante o negocio, se evitaría con un Plan de Plagas y, además, estaría ahorrando dinero. Un Plan de Plagas para un restaurante de tamaño estándar, con los especialistas en control de plagas en Madrid de Profinal, en una frecuencia de trabajos preventivos bimestral contra insectos y roedores y con garantía completa, costaría menos de la mitad de esa cifra, la imagen del restaurante sería impecable y estaría a salvo de la acción de las plagas. Alto beneficio a bajo coste.

3 comentarios
  1. Javier
    Javier Dice:

    Interesante artículo que pone de manifiesto la necesidad de concienciar a los gerentes y propietarios de estos locales de que el éxito de su negocio a medio-largo plazo (mediante la fidelización de sus clientes) va de la mano del sacrificio a corto plazo (desembolso económico para evitar estos problemas mediante un Plan de plagas).

    Responder
  2. Susana
    Susana Dice:

    Totalmente con el artículo, ya que muchas veces los gerentes de los restaurantes no son conscientes del daño tanto de imagen como económico que les puede causar que un cliente encuentre algún tipo de insecto en el local.

    Responder
  3. Juan
    Juan Dice:

    Interesante conocer el riesgo al que se exponen los establecimientos que manipulan alimentos y que exigen una alto compromiso de calidad con el cliente. El desembolso económico que pueda precisar un plan de plagas con garantía, posiblemente sea uno de los que proporcione mayor beneficio a menor coste.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *