Presupuesto de desinsectación y desratización: honestidad y responsabilidad

Últimamente, se está generalizando dar presupuesto de desinsectación y desratización a través del teléfono sin realizar un diagnóstico previo del problema. Ello obedece a que la empresa de control de plagas que realiza esta práctica, quiere ahorrarse el desplazamiento a “casa” del cliente potencial para revisar la instalación, cuantificar el problema y valorar su solución. Pero, ¿es honesto y responsable realizar esta práctica?

 

El cliente que quiere un presupuesto por teléfono, debe saber que no hacer un diagnóstico previo puede tener consecuencias fatales para él. Como analogía previa, es cómo si nos  fiásemos de un médico que nos receta un antibiótico en vena sin ni siquiera vernos ni tener nuestro historial.

 

Aún más, el caso de la desinsectación y desratización puede acarrear problemas más allá, ya que el uso productos plaguicidas podría afectar también a terceras personas, a niños, a mascotas y al medioambiente. Sin embargo, ¿es consciente de ello el cliente? ¿Es honesto y responsable por parte de la empresa?

 

La obligación de realizar un diagnóstico previo a cualquier trabajo  de control de plagas ya se está reflejando en la legislación y, desde 2.008, en la norma de calidad UNE 171210 sobre Buenas Prácticas en los Planes de desinfección, Desinsectación y Desratización en Ambientes Interiores.

 

Hay que reconducir esta mala praxis que además, con la crisis, se esta agudizando y puede acarrear problemas de salud pública. Sólo a través del diagnóstico previo se puede alcanzar la solución de manera eficaz,  segura y duradera un problema de cucarachas o de roedores, por ejemplo.

 

Eficaz, en cuanto a que el diagnóstico previo define qué plaga concreta es la presente y qué nivel de intensidad tiene. No es lo mismo la cucaracha rubia que la cucaracha negra o que la cucaracha americana.

 

Segura, en cuanto a que el diagnóstico previo nos va  a informar sobre los riesgos que existen de cara a la aplicación de productos químicos; ¿hay bebés o niños que puedan “investigar” el raticida? ¿Hay personas alérgicas o sensibles? ¿Hay un acuario con peces u otras mascotas? Podríamos confeccionar una lista de riesgos a controlar de manera previa a cualquier trabajo de desinsectación o desratización.

 

Duradera, en cuanto a que el diagnóstico previo nos indica qué situaciones ambientales han propiciado la aparición de la plaga (cómo entraron, qué las atrajo, de qué se alimentan, dónde se refugian, etc.). El buen especialista asesorará al cliente para modificarlas y propiciar  que el control sobre la plaga resulte mucho más duradero y, por lo tanto, económico.

 

En conclusión, aun cuando se trasladase el ahorro del desplazamiento al precio final al cliente, el trabajo supuestamente “barato” no tendría la eficacia, la seguridad ni la durabilidad del trabajo realizado desde un diagnóstico previo, por lo que realmente sería muy caro.

 

Otra cuestión a debatir, dada la necesidad y el valor esencial de un buen diagnóstico de situación, sería si es oportuno establecer un precio para del mismo. Quienes debieran dar ejemplo e iniciar este camino serían las Administraciones Públicas – y sobre todo las sanitarias – cuando solicitan un presupuesto de control de plagas!

2 comentarios
  1. RICARDO
    RICARDO Dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, es ABSOLUTAMENTE imposible dar un presupuesto de control de plagas por teléfono o mail, ya que los problemas de plagas no están directamente relacionados con el tamaño de un local, sinó con los elementos constructivos, higiene, entorno, etc. Además, se transmite una absoluta falta de profesionalidad de cara al cliente, similar a la que nos produciría una diagnosis médica via telefónica. Tengo entendido que funciona mucho la regla “cobrar al cliente por un servicio de control de plagas un euro por metro cuadrado de superficie, independientemente del tipo de plaga”…sin comentarios.
    Enhorabuena por vuestro blog.Saludos

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *