Ratas y ratones, problemas con la llegada del frío

Cuando llega el otoño y bajan las temperaturas, muchas personas se preocupan por los resfriados y gripe. Sin embargo, desconocen su exposición a los roedores y la amenaza que éstos representan para nuestra salud y nuestras intalaciones.

En esta época del año, los ratas y ratones invaden nuestra propiedad en busca de refugio y alimento. Para ello aprovechan cualquier pequeña grieta o hueco (bajos de puertas, orificios alrededor de tuberías, etc.)

 

Con su presencia, los roedores  (principalmente las ratas) propagan enfermedades y causan graves daños una vez alojadas dentro. La acumulación de sus heces favorece el desarrollo de bacterias y desencadena reacciones alérgicas en los seres humanos. Además, los excrementos de roedores pueden propagar enfermedades y virus como por ejemplo la peste bubobina, leptoespirosis, disentería, fiebre por mordida de rata y salmonelosis.

A su vez, los daños materiales que provocan son muy importantes. Se estima que junto a los insectos afectan al 20% del las cosechas antes de ser recogidas y las perdidas que provocan en alimentos (sustancialmente por la contaminación de éstos) son de varios millones de toneladas al año en el mundo. En el caso de la rata de alcantarilla, ingiere un 10% de su peso al día (aproximadamente entre 10 y 20 kilogramos al año), contaminando con su orina y heces una cantidad de alimento 10 veces superior al consumido.

 

Debido a su necesidad continua por roer, deterioran todo tipo de materiales como plástico, madera, tela y cableado, paralizando la producción de empresas por cortocircuitos o falta de tensión, averías en líneas de teléfono e incluso provocando incendios.

 

Poseen una gran capacidad reproductiva, pasando rápidamente de ser  practicamene imperceptibles a convertirse en una verdadera plaga. Es por ello que la prevención debe ser considerada como la primera línea de defensa, buscando indicios que nos verifiquen la existencia de roedores (heces, madrigueras, huellas, roídas, etc.) y eliminando las vías de acceso desde el exterior (orificios alrededor de líneas eléctricas, tuberías de agua, cable y teléfono).

 

Si sospechas o has verificado la presencia de ratas o ratones en tu hogar, comercio o empresa, no dudes en actuar y contactar con Profinal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *