Resistencia de las hormigas

Recogemos la publicación de Brooks Hays en UPI en relación a la capacidad de resistencia y desarrollo de los hormigueros en condiciones adversas:

 

Recientemente se ha encontrado una colonia de hormigas en un bunker abandonado en Polonia que fue construido por los soviéticos durante la Guerra Fría para albergar ojivas nucleares.

 

Odorous house ante-TapinomaSessile-SLa hormigas halladas son miembros perdidos de una colonia cercana de hormigas de madera “Formica polyctena” que construyeron su nido encima del búnker. La colonia subterránea está formada por hormigas que van cayendo periódicamente a través de la tubería de ventilación oxidada y que han continuado en las duras condiciones del bunker subterráneo construyendo y manteniendo un nido hasta alcanzar un tamaño considerable.

 

La mayoría de las hormigas de madera viven en el suelo del bosque, alimentándose de una secreción azucarada similar al jarabe dejada por los pulgones en su labor de ingesta de los jugos de las plantas.

 

El hormiguero se entiende por la mayor parte del piso de 270 x 90 cm de la cámara del búnker. Los investigadores de la academia Polaca de Ciencias en el transcurso de dos años de observaciones han observado que la colonia se compone de aproximadamente un millón de hormigas, todas ellas obreras incapaces de reproducirse y que viven en estado de inanición. El hormiguero se mantiene por la incorporación constante de hormigas que caen por la ventilación. La mayoría de ejemplares no viven por mucho tiempo pero los individuos muertos son rápidamente reemplazados por las obreras recién caídas.

 

Destacar la resistencia y capacidad de desarrollo de estas hormigas ya que a pesar de la falta de comida o de la luz del sol, las hormigas caídas han logrado desarrollar el hormiguero, siendo un ejemplo de supervivencia de éstas atrapadas en un ambiente hostil de oscuridad total, con temperaturas constantemente bajas y sin un amplio suministro de alimentos.

 

Incluso si una reina accidentalmente cae en el bunker y es adoptada en la colonia subterránea, es poco probable que las hormigas sean capaces de criar una nueva generación de hormigas al carecer del suficiente calor o alimento para su desarrollo.

 

 Fuente: Brooks Hays – UPI

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *